LA SOMBRA DE UNA DUDA (SHADOW OF A DOUBT) ☆☆☆☆

Director: Alfred Hitchcock – Guion: Thornton Wilder, Alma Reville, Sally Benson – Intérpretes: Teresa Wright, Joseph Cotten, Macdonald Carey, Henry Travers, Patricia Collinge, Hume Cronyn, Wallace Ford, Edna May Wonacott, Charles Bates, Irving Bacon, Clarence Muse, Janet Shaw, Estelle Jewell, Eily Malyon, Ethel Griffies

Uno de los filmes mas completos y notables de la larga y en algunos tramos muy cuestionable carrera de Alfred Hitchcock, que en esta ocasión parte de un magnífico guion Wilder, Reville y Benson y se olvida de algunas obsesiones suyas más frívolas y menos interesantes, para zambullirse en un relato fantasmagórico y por momentos lírico, el apasionante de dos caracteres opuestos, uno angelical y otro mefistofélico, a los que el cineasta, en plenitud de sus herramientas líricas, dota de una hondura y un rigor inauditos en la mayor parte de su cine, siempre brillante pero no siempre cabal. En suma un filme que roza lo magistral y que es absolutamente redondo.

diario íntimo de adele h. (L’Histoire d’Adèle H.) ☆☆

Dirección: François Truffaut – Guion: François Truffaut, Suzanne Schiffman, Jean Gruault – Intérpretes: Isabelle Adjani, Bruce Robinson, Sylvia Marriott, Joseph Blatchley, François Truffaut, Reubin Dorey

Extraño filme que no parece en absoluto dirigido por Truffaut, ya que se aleja de manea radical de su estilo y sus temáticas habituales, y que narra una historia dislocada y muy poco creíble en la que ni siquiera los actores tienen nada con lo que trabajar, y en la que incluso la exquisita fotografía de Néstor Almendros parece equivocada, errática y autosuficiente. El conjunto se salva por la habilidad de su director, pero parece una equivocación casi absoluta, de la que se recuperará en su siguiente trabajo.

rogue one: una historia de star wars (rogue one: a star wars story) ☆☆☆☆

Dirección: Gareth Edwards – Guion: Chris Weitz y Tony Gilroy, sobre una historia de John Knoll y Gary Whitta – Intérpretes: Felicity Jones, Diego Luna, Ben Mendelsohn, Donnie Yen, Riz Ahmed, Jiang Wen, Mads Mikkelsen, Alan Tudyk, Forest Whitaker, Valene Kane, Guy Henry, Alistair Petrie, Genevieve O’Reilly, Jimmy Smits, Daniel Mays, Jonathan Aris, Ben Daniels, Ian McElhinney, Spencer Wilding, Topo Wresniwiro, Ariyon Bakare, Beau Gadsdon, Fares Fares

Apoteósica aventura, que narra una peripecia inmediatamente anterior a los hechos acaecidos en el primer Star Wars, desde un tono más eminentemente bélico, y olvidándose de sus predecesoras para construir un relato survival en el que nada sobra y nada falla, una narración al límite en el que se mezcla acción y suspense con una precisión inusitada, y en el que unos caracteres de gran rotundidad y empaque acaban dando el tono trágico a un filme superlativo, entre los mejores de su clase en lo que llevamos de siglo.

La marquesa de o (La Marquise d’O) ☆☆☆

Dirección: Éric Rohmer – Guion: Éric Rohmer, sobre la novela de Heinrich von Kleist – Intérpretes: Edith Clever, Bruno Ganz, Peter Lühr, Edda Seippel, Bernard Frey, Otto Sander, Eduard Linkers, Ruth Drexel, Hezzo Huber

Gélido melodrama, que trata de contar una historia apasionante y exquisita, pero que como le pasa a casi todo Rohmer, confunde el esteticismo con la profundidad, y la autocomplacencia con el estilo, en un conjunto bastante impersonal en el que sin embargo la calidad de los actores y algunos buenos momentos consiguen elevar el tono.

Brave ☆☆

Dirección: Mark Andrews, Brenda Chapman, Steve Purcell – Guion: Mark Andrews, Steve Purcell, Brenda Chapman, Irene Mecchi. Historia: Brenda Chapman

Espectacular aunque desabrido filme de animación, que certifica el imparable declive creativo de la compañía Pixar, cada vez más cercana a los presupuestos familiares y canónicos de Disney y menos sorprendente e ingeniosa, que en esta ocasión vuelve a contar la historia de una princesa que se rebela ante sus padres para buscar su destino, pero que al final aprenderá una valiosa lección. Nada que objetar a su deslumbrante factura técnica, pero resulta un filme convencional, falto de verdadera fuerza narrativa, más pendiente de encandilar a un público poco exigente que de construir una aventura persuasiva.

Las aventuras de Tintín: El secreto del unicornio (The Adventures of Tintin: Secret of the Unicorn) ☆☆☆

Dirección: Steven Spielberg – Guion: Steven Moffat, Edgar Wright, Joe Cornish

Aparatosa aventura, con la que Spielberg se pasa a la animación a la hora de adaptar para el cine las famosas aventuras del personaje creado por Hergé en 1929, y con su estilo habitual a la hora de filmar la acción, levanta este relato algo atolondrado, resuelto como no podía ser de otra manera con una realización técnica impecable, pero al que a todas luces le falta alma y algo más que deslumbrantes set-pieces en un rocambolesco más difícil todavía. Consigue capturar algo del espíritu del cómic, pero no acaba de tener verdadera altura como película, aunque su visión no es en absoluto desdeñable.

The Thing (remake) ☆☆

Dirección: Matthijs van Heijningen Jr. – Guion: Eric Heisserer – Intérpretes: Mary Elizabeth Winstead, Eric Christian Olsen, Joel Edgerton, Ulrich Thomsen, Jonathan Walker, Kim Bubbs, Stig Henrik Hoff, Trond Espen Seim, Jorgen Langhelle, Jan Gunnar Røise, Kristofer Hivju, Jo Adrian Haavind, Carsten Bjørnlund, Adewale Akinnuoye-Agbaje, Paul Braunstein, Ole Martin Aune Nilsen, Michael Brown

Precuela que en realidad es un remake de la magistral película de 1982, que básicamente trata de contar la historia previa a los acontecimientos allí narrados, pero con una estructura muy similar y sin el genio de John Carpenter. Tiene algún que otro momento de terror bastante conseguido, pero el conjunto es bastante impersonal, sin fuerza y sin mucho interés, con unos actores que cumplen sin más, para una película que queda como un filme de horror convencional, sin verdadero suspense y con un final bastante desangelado.

The Wolfman ☆

Dirección: Joe Johnston – Guion: Andrew Kevin Walker, David Self – Intérpretes: Benicio del Toro, Hugo Weaving, Anthony Hopkins, Emily Blunt, Geraldine Chaplin, Max von Sydow, Art Malik, Richard James, Olga Fedori, Robert Roman Ratajczak, Asa Butterfield

Anémica aventura de terror, que en teoría supone un remake de la película de mismo nombre de 1941 diriga por George Waggner, que tampoco era una gran referente, pero que aquí se torna una nueva película de narrativa fácil y efectos especiales de última generación, que sencillamente no está a la altura pues ni sus propios responsables se toman en serio lo que están contando. El guion es desastroso, la dirección (inspirada, es un decir, en el Dracula de Coppola) es plana y sin el menor interés, y los actores no saben qué hace con este material, ni siquiera un genio como Hopkins, que esta pésima película logra el milagro de que parezca un mal actor.

La bruja (The Witch) ☆☆☆☆

Dirección: Robert Eggers – Guion: Robert Eggers – Intépretes: Anya Taylor-Joy, Ralph Ineson, Kate Dickie, Harvey Scrimshaw, Lucas Dawson, Ellie Grainger, Julian Richings, Bathsheba Garnett, Sarah Stephens, Jeff Smith

Densa y perturbadora película, que más que tratarse de un filme «de miedo» (aunque posee momentos terroríficos) es un filme sobre el miedo y sobre la fascinación por el mal, a partir de relatos y leyendas antiguas de Nueva Inglaterra, que Eggers sabe cuajar para ofrecer una sinfonía de imágenes realmente muy persuasivas, con el objetivo de aplastar anímicamente al espectador y ofrecerle una experiencia casi catártica, para un filme indudablemente redondo, que se encuentra entre los mejores de su clase en muchos años de cine.

Beasts of No Nation ☆☆☆

Dirección: Cary Joji Fukunaga – Guion: Cary Joji Fukunaga (sobre la novela de Uzodinma Iweala) –
Intérpretes: Abraham Attah, Idris Elba, Richard Pepple, Opeyemi Fagbohungbe, Ama K. Abebrese, Grace Nortey, David Dontoh

Perturbador acercamiento a la realidad de los niños soldado en África, a pesar de que en este filme no se nombra ningún país concreto, con el que Fukunaga vuelve a demostrar su gran clase filmando, su sentido de la imagen y del montaje, que podría haber sido una película muy notable si no hubiera adolecido de una insoslayable irregularidad, mezclando momentos excelentes con otros mucho más prosaicos. Aún así, su altura es considerable, y la interpretación de Idris Elba es magnífica.